thumbnail Elena Villegas

 

“Yo soy una mujer rural. He trabajado mucho en el campo, he ordeñado, he segado, he sacado abono… De todo. Y ordeñar, a mano; y luego, había que ir a lavar al lavadero, que no había agua en casa. Y crié cinco hijos”. La vecina de Casar de Periedo, nacida en Barcenaciones, Elena Villegas acudió una vez más a celebrar el día de las Mujeres Artesanas y Emprendedoras, conocido popularmente como Día de la Mujer Rural.

 Fue una celebración que reunió el pasado fin de semana en Suances a más de mil señoras, que como ella, creían que todo este trabajo merece un homenaje. En el autobús, coincidió con otras mujeres de Udías, Bustablado, Cabezón de la Sal, Treceño... 
En esta entrevista, pone en valor el papel de el papel de las mujeres en esta sociedad y recuerda como un momento único la llegada de la primera lavadora al pueblo, la suya, cuando nació su cuarto hijo. “!Hasta las vecinas venían a verla!”, exclama. Entre broma y broma, reconoce que "antes la vida era muy dura". "Fui de viaje de novios a Casar", cuenta.