“Lo primero que hago cuando me levanto por la mañana es sacar una foto del día, esté bueno, esté malo o esté regular. Me levanté esta mañana y vi, yo creo que como la mayoría de los que madrugaron en Molleda, que el semblante no era como otros días; era muy raro, incluso metía miedo”, explicaba ayer la vecina de Molleda (Val de San Vicente) Adela Suero, que tardó un rato en caer de dónde procedía el panorama.

IMG 20171016 WA0006 web

“Pensaba que era por una quema, porque además olía, pero miraba para todos los sitios y yo no veía quema”, explica.