bolos semanabol victorglez 1sept17

El público de Treceño le arropó durante toda la jornada, con ganas de que Víctor González abriera su palmarés en Campeonato de España en esta Semana Bolística de 2017, pero finalmente el joven jugador de Peñacastillo cayó ante el poderío de Jesús Salmón. Tras la entrega de premios, hablamos con Víctor González en Onda Occidental.

A un ganador como demostró ser Víctor González en una final a la que consiguió dotar de emoción hasta la última tirada, le cuesta hablar tras ocupar el segundo escalón del podio. Dentro del corro, este joven de 23 años se mostró con el poso de un veterano y no mostró ningún indicio que le señalara como debutante en una final de un Campeonato de España y es que, según nos indicaba, afrontó el último partido "con tranquilidad e ilusión, era mi primera final pero sabía que no tenía nada que perder. Al principio me costó jugar bien, pero me quedo con las tres últimas tiradas, ahí me sentí muy bien".

Parecía que se le escapaba el éxito ante un mito como Salmón, pero Víctor supo crecer y se despidió del Campeonato con la satisfacción de un gran juego final "porque por la ventaja que llegó a tener, parecía imposible inquietarle, pero lo hice, le he obligado a 17 en la última tirada y me quedo con eso", explicaba, antes de señalar a un factor que tuvo a su favor durante toda la jornada, el público: "Me he sentido muy arropado, la verdad es que tengo que agradecerles que hayan estado conmigo así. Ese apoyo se nota a la hora de jugar".

Víctor González es un jugador aún muy joven que esta temporada se ha situado definitivamente entre los mejores, pero cuando se le pregunta si se siente abanderado de esta nueva generación, rechaza ese lugar, porque considera que "yo no soy líder ni nada parecido. Solo tengo que seguir trabajando para seguir mejorando y hay mucho que aprender para que las cosas sigan saliendo bien". En el horizonte tiene otro Campeonato de España, el de la categoría sub-23 a la que aún pertenece, pero en el que considera que "simplemente tengo que hacer lo mismo. Es otro tipo de Campeonato, pero al final se trata de tirar bolos y hacerlo lo mejor posible". En su opinión, esta final "no tiene que marcar nada, pero está claro que me va a venir muy bien". Y cree que la línea a seguir "se está viendo durante todo este año, hay que continuar así y seguir peleando".

Pese a que lógicamente quería ganar, Víctor González afirmaba sentirse "muy orgulloso de este subcampeonato, porque a cinco concursos con los mejores jugadores estar ahí es algo muy difícil", así que no duda en explicar que "esto se lo dedico a mi familia, a mis amigos y a los que siempre están ahí, durante todo el año apoyando". Con ese agradecimiento y dedicatoria despedimos la conversación, con la misma sensación que había en la bolera pasadas las diez de la noche, cuando Víctor González ocupó el segundo escalón del podio, esa sensación de asistir al despegue definitivo de un jugador con un futuro esperanzador y que más pronto que tarde, será campeón de España.

Foto: Víctor González posando con los trofeos / Óscar Juarez @oscar_rozadio